La autoestima en el adolescente - Terapia Familiar

La autoestima en el adolescente

Posted by

Somos muchos y cada vez mas los profesionales que nos damos cuenta de la importancia que tiene la autoestima y autoaceptación en la población en general, pero más aun en el adolescente.

Sabemos que los tiempos no son fáciles, que la vida pide mucho de uno en todos los niveles: profesionales, académicos, personal, familiar…

Y en la adolescencia, por la propia definición intrínseca, estas confusiones se acentúan, es un proceso natural.

¿Como podríamos definir autoestima?: “El aprecio y la valoración que sentimos hacia nuestras características personales. Nuestra imagen personal se forma a partir de las experiencias positivas o negativas que hemos tenido en el pasado. El resultado de sopesar nuestros éxitos y aquellos propósitos no alcanzados”.

Así pués, nos damos cuenta de la importancia que tiene el nivel de autoestima del adolescente, pués ésta, en definitiva, inseguridad personal, se demuestra de muchas maneras:

Bien siendo tímido, hablando poco o al revés demostrando mucha actividad, dominio de la gente…en ambos casos, el joven, puede estar ocultando una falta de autoestima y eso le llevará a no ser capaz de llegar a sus propósitos y objetivos reales que se plantee en esta vida.

Como decíamos el individuo no está solo y la interrelación es de ida y vuelta con su entorno, influyéndose todos ellos, podríamos decir la famosa frase de que “el todo es mas que la suma de sus partes”, y así se forma en el adolescente.

Todos ellos se interrelacionan e influyen mutuamente, por eso la composición interna de la persona se construye con los elogios o críticas de su red social, desde la mas próxima a la mas lejana. Y esto como padres, profesores, amigos…debemos tenerlo en cuenta, porque nuestra influencia es mucho mayor de lo que a veces pensamos. Y no olvidemos que nuestro objetivo es que el jóven este bien con él mismo para así estar bien con los demás y para ello debe sentir nuestro apoyo y si como padres, tutores o profesores no somos capaces de conseguirlo, pues no nos sintamos fracasados sino orgullosos de poder pedir ayuda a otro profesional que jugara un rol mas objetivos, lo cual al joven ya le da la seguridad primaria.

Como podemos valorar el nivel de autoestima:

  • ¿Me siento seguro?
  • ¿Me gusta como soy?
  • ¿Creo que gusto a los demás?
  • ¿Soy tímido?
  • ¿Soy muy extrovertido?
  • ¿Soy capaz de pedir algo que deseo?
  • ¿Me gusta mi cuerpo?
  • ¿Me considero listo o tonto?
  • ¿Tengo necesidad de llamar la atención?

Estas son algunas preguntas de ejemplo que nos pueden dar pistas sobre el estado del adolescente, lógicamente hay que analizarlas con otras circunstancias y contextos para que podamos realmente elaborar un “diagnostico”.

Lo mas importante es que no nos asustemos si percibimos que nuestro hijo no esta todo lo bien que podría, ( desde tics, ansiedad, insomnio, falta de concentración, rebeldía exagerada, agresividad, timidez, soledad, falta de esperanza…) primero porque le hacemos un flaco favor y segundo porque vamos a buscar herramientas que nos ayuden a hacer que se sienta mejor.

En el anterior articulo mío, hablaba de la Inteligencia Emocional de forma mas general, no lo olvidemos, sin esa base nos será dificil ir comprendiendo las bases de trabajo.

Como podemos mejorar nuestra autoestima:

  • No generalizar en las experiencias negativas
  • Centrarnos en lo positivo
  • Tomar consciencia de los logros y éxitos
  • No compararse, todos somos diferentes
  • Confiar en nosotros mismos
  • Aceptarnos con cualidades y defectos
  • Establecer metas

Sabemos que no es fácil el que los padres puedan alcanzar el tiempo y los conocimientos para trabajar con sus hijos estos aspectos. Pero por ello existen cursos de Inteligencia Emocional y Nueva Educación para adolescentes, para que de esta forma se llegue a ellos, ahora que es mas fácil lograr su bienestar integral que no cuando sean mas mayores.

Los jóvenes serán los que formen esta sociedad, por eso necesitamos que sean capaces de trabajar, de compartir no competir, de saber encontrar la felicidad, de aprender a querer, de ponerse metas para alcanzar, de estar seguro de si mismo para transmitir profesionalidad y seguridad en sus relaciones, para que no tenga miedo al mundo aunque a veces nos resulte dificil de entender, porque sin la fuerza y sensibilidad de estos jóvenes no podemos conseguir que el mundo vaya cambiando, por eso tienen que cambiar primero ellos y asentarse. De algún modo sabemos que la juventud es la esperanza del planeta por eso hay que apostar por ellos.

Ayudemos a que trabajen su autoestima:

Autoestima-adolescencia

Supongo que queda claro que la autoestima y el crecimiento personal del adolescente no se puede trabajar solo desde la teoría sino desde una parte de ejercicios, técnicas, prácticas que ayudan para que realmente se den cuenta-

Una vez logrado este primer punto seremos capaces de inculcar unos valores, de tener confianza en un camino de “cambio”, por ello es importante el mostrarles los valores, la esperanza, el cambio, la autenticidad, el respeto…demosles una oportunidad de trabajar estos aspectos. ¡Ahora es el momento!.

 

 

“Donde la Esperanza no existe, no puede existir esfuerzo”. Johnson.

Deseando que les halla aportado alguna idea y sabiendo que los profesionales estamos para apoyarles.

No duden en consultarme cualquier duda, les responderé con toda la profesionalidad y el cariño que sea capaz.

Sabina Pera

Trabajadora Social por la UCM y Terapeuta Gestalt por IPG. Máster en Servicios Sociales y en dirección de recursos humanos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.