MENORES CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES

MENORES CON NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES: ADQUISICION DE COMPETENCIAS SOCIALES Y EMOCIONALES HACIA LA INTEGRACIÓN Y EL BIENESTAR EMOCIONAL.

Posted by

Durante estos años de trabajo con niños/jóvenes con necesidades educativas especiales he llegado a la conclusión de lo importante que es crear entornos de aprendizaje que contemplen todas las dimensiones de la persona: cognitiva, física-motora, psicológica, social y afectivo-social.

Generalmente en los centros de atención a alumnos con necesidades educativas especiales la intervención va focalizada en fomentar habilidades que les permitan integrarse en la sociedad con el mínimo de apoyos, es decir a fomentar su autonomía. Esta intervención está basada en programas cognitivos, habilidades de la vida diaria, terapia ocupacional y habilidades sociales.

¿Pero, y la educación emocional?

La inteligencia emocional, vista dentro de la teoría de las inteligencias múltiples es uno de los factores protectores más valiosos para funcionar de una manera sana en nuestro día a día. Nos protege de padecer problemas emocionales y nos hace solventar mejor las situaciones diarias.

Facilitar el desarrollo de la inteligencia emocional, habilidades para relacionarse de forma eficaz consigo mismo y con su familia, compañeros, profesores u otras personas de su entorno, es importante para cualquier niño, pero más importante para los niños/jóvenes con necesidades educativas especiales.

Desde apoyo psico educativo hemos puesto en marcha un taller donde se trabaja con los alumnos englobando las diferentes dimensiones. No tiene sentido intervenir de manera aislada en diferentes áreas en niños con características tan específicas sin tener en cuenta al alumno en su globalidad. Para lograr un desarrollo integral de los alumnos es necesario promover el progreso en las diferentes vertientes: afectiva, cognitiva, motora y social.

A estos menores se les debe ofrecer una atención educativa de calidad y que favorezca el desarrollo del alumno a nivel personal y educativo, maximizando los recursos existentes de todo el alumnado y fomentando la adquisición de otros nuevos.  Podemos enseñar a coger un autobús, o comprar el pan mediante técnicas conductuales de autoinstrucciones o encadenamiento, seccionando en pasos la actividad que hay que seguir.  Podemos llevar a cabo programas de habilidades sociales reglados que enseñen a saludar, a expresar una crítica o a pedir las cosas por favor. Pero, si no trabajamos a la vez el manejo de las emociones, probablemente la ansiedad ante un obstáculo, la escasa asertividad ante una interacción con los otros, o la dificultad para manejar la frustración ante una negativa, obstaculizará el fin último que es la verdadera autonomía y el bienestar emocional.

La inclusión de las emociones enriquece las capacidades adaptativas y cognitivas. Los alumnos con necesidades educativas especiales aprenderán a decodificar los sentimientos y los de los demás, aumentaran la posibilidad de resolver problemas de manera adecuada y mejoraran su capacidad de enfrentamiento a una amplia gama de desafíos del aprendizaje.

Comunicar sus necesidades con precisión, solicitar ayuda, manejar la ansiedad, tomar un papel activo en las interacciones, usar de manera adecuada su lenguaje o, incluso, acomodar la forma de relacionarse y de convivir con compañeros de acuerdo a unas normas, son algunas de las habilidades que trabajamos de manera adaptada en los talleres para niños y jóvenes con necesidades educativas especiales.

La filosofía de apoyo psico educativo nos lleva a un enfoque basado en la valoración de la diversidad como elemento enriquecedor del proceso enseñanza aprendizaje y del desarrollo humano, independientemente de las condiciones personales, sociales y culturales.

 

Nuria Ortega Lantaron

Nº col. 17864

Psicóloga Apoyo Psicoeducativo

Psicóloga infanto-juvenil especialista en necesidades educativas especiales

sabina

Leave a Reply

Your email address will not be published.