Niños felices-Terapia Familiar

Niños felices

Posted by
| Comentarios desactivados en Niños felices

Sin ansiedad, sin depresión, sin trastornos de alimentación, sin déficit de atención
Hoy os quiero hablar de cómo podemos evitar la ansiedad, la depresión… que los niños y jóvenes, que pasan como todos hemos pasado por esa edad difícil llamada adolescencia, caigan en algunos estados, por desgracia demasiado sufridos en esas edades como son la depresión, la falta de identidad con un grupo, la dificultad de concentración por la ansiedad interna que padece y ya demasiados casos los trastornos de alimentación que padecen no solo las chicas sino cada vez más niños.
No me quiero hoy centrar en todo el entorno social, familiar y personal que podría envolver este tipo de enfermedades, sino dar algunas ideas para evitar que sufran estos síntomas o prevenir que vayan hacia ellos.

Hoy os quiero hablar de un modo muy divertido y practico de escapar de la depresión, de conectar con un grupo de amigos nuevos y a su vez acercarnos a la comida de un modo positivo.

Se trata de ser cocineros. Si, si, parece algo ajeno a la realidad de un niño. Sin embargo, cuando cocinamos ponemos en marcha los dos hemisferios del cerebro, es decir, el izquierdo y el derecho con lo que estamos trabajando con la parte racional y con la parte creativa. Los científicos y médicos demuestran más y más la importancia de desarrollar la parte creativa. Ella es la que nos da las habilidades sociales, la capacidad de flexibilidad, de gestionar conflictos, de asumir debilidades y fortalezas… cuando entramos en contacto con los alimentos de un modo lúdico logramos que el niño vea en cada producto un objeto de diversión y juego. Muy distinto al enfoque a veces le damos en casa.

Si nos paramos a pensar, el ritmo acelerado que llevamos hace que cada noche plantemos en la mesa el puré de verduras, el pescado, el caldo. Sin comentar de donde vienen los productos, sin haber compartido ni un instante de esa producción con el niño…y nos limitamos a decir, o te lo comes o te vas a la cama sin cenar.

No os culpo. En ocasiones, no podemos hacer más. Nos encantaría ser grandes psicólogos con nuestros hijos, pero somos humanos.
Lo que es seguro es que  nuestros hijos nos preocupan más que nada en el mundo.

He conocido un centro de actividades lúdicas para niños a través de la comida que se llama Fun and Food. Y me ha parecido una gran idea.

En ese centro de ocio, realizan talleres y clases para acercar la comida a los pequeños, los distraen y juegan con ellos, todas las actividades están relacionadas con la comida, y los niños son los que crean todos sus platos, celebran cumpleaños con una idea educativa diferente al típico parque de bolas. He oído que realmente se lo pasan genial¡

Si alguno vais, comentar por favor vuestra experiencia.

Lo que si os pido, es que reflexionéis sobre la importancia que los niños se relacionen con otros menores, pero no sólo en el fútbol o en danza sino en actividades en las que puedan compartir otros valores, en las que practiquen con sus propias manos y aprendan a crear.

Deben aprender a crear, cada día en la vida uno crea su propio camino.

Cada día aparecen más y más problemas de depresiones, trastornos alimenticios, déficits de atención en los niños. Es un grave problema de nuestra sociedad moderna. Creamos niños enganchados a una consola, que comen en 20min en un colegio en el que la comida es de todo menos atractiva, en el que se madura a un ritmo asombroso a la vez que asustadizo, en el que a veces los propios compañeros pueden ser realmente malvados y los niños se callan por miedo a chivarse y así se van poco a poco aislando.

Os pido, que entre todos hagamos niños felices. Los niños son nuestra sociedad futura. Como sean ellos, será el mundo.

Conversemos con nuestros hijos, hagamos actividades conjuntas con ellos para que no se rompa el sistema familiar, relacionémonos con otros niños, con todo tipo de familias.

Si percibimos alguna dificultad que nos preocupa un poquito más vayamos a un terapeuta que nos ayude. Mejor pedir ayuda al principio que siempre es más fácil que no cuando los problemas están avanzados.

Terapia Infantil

Compartamos espacio de diversión, de valores, de naturaleza, de creación, de arte con nuestros hijos…aprendamos a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Esos instantes que nos dan un respiro y nos sacan una sonrisa son lo que nos ayudan a encontrar el sentido. Lo mismo ocurre con los más pequeños, logremos que vean pese a todas las cosas que ocurren en el mundo, y las dificultades intrínsecas a la edad, el sentido a la vida. Solo así la depresión y la ansiedad se alejara de ellos. Recordemos que la fuerza está dentro.

Os acompaño siempre que queráis en el camino con vuestros hijos.

A vuestra disposición
Sabina Pera

Sabina Pera

Trabajadora Social por la UCM y Terapeuta Gestalt por IPG. Máster en Servicios Sociales y en dirección de recursos humanos.