¿Son los juegos de móvil adicciones?

¿SON LOS JUEGOS DE MÓVIL ADICCIONES?

Posted by

Estoy o no estoy “enganchado”

Los teléfonos inteligentes y los juegos de móvil se están convirtiendo en algo habitual en nuestra sociedad. Observar a personas de todas las edades jugando al móvil es común en nuestro día a día. Lo vemos en el metro, esperando al médico, en el trabajo, en casa etc. Podía parecer en un principio algo típico de los jóvenes, sin embargo los juegos para adultos están creciendo a un ritmo cuanto menos llamativo. El famoso Candy Crush que hemos podido ver  hasta en una sesión en el senado.

Las palabras de hoy van enfocadas a tomar conciencia hasta qué punto los juegos de móvil puede ser un modo de soltar tensión y estrés, desconectar, concentrarse,   utilizar un tiempo libre de un modo determinado, o pueden generar una adicción sin apenas darnos cuenta, aislarnos del mundo, evitar relaciones sociales, dependencia.

Realmente para poder hacer un diagnóstico es evidente que deberíamos analizar cada caso en concreto, pero sin embargo  nos parece un hecho digno de estudio, de planteamiento y de análisis ya que cada vez más profesionales detectan casos de dependencia grabe que en algunos casos han llevado incluso a la muerte, por dejar de dormir y comer para seguir jugando.

A esta adicción se le ha denominado Nomofobia.

Si bien, lo que pretendo con estas palabras, no es tanto hacer un estudio o diagnóstico sobre la adicción en concreto, sino que cada uno de nosotros tomemos conciencia de nuestro nivel de “enganche”, ya que la mayoría estaréis pensando en este mismo instante que si bien os gusta jugar no sois adictos.

Claro que eso, os lo tendríais que demostrar a vosotros mismos.

La dificultad principal que nos encontramos para que se considere una adicción es que aparentemente no conlleva un daño físico. Estamos acostumbrados a que las drogas y adicciones como la cocaína, el alcohol, etc. traen consigo un grabe empeoramiento en el estado de salud físico y en el organismo.

Sin embargo la nomofobia aparentemente no, si bien, tiene consecuencia en la irritabilidad, aburrimiento, nerviosismos…

Y más aún… parémonos a pensar cuantas horas estamos jugando, en que momentos, en que situaciones…

Nuestra primera reacción será decir que por supuesto jugamos muy poco y no variamos nada de nuestras vidas por un juego. Esta definición y reacción de defensa inmediata la tiene cualquier persona adicta a cualquier cosa.

Así que por favor, si esa ha sido tu respuesta. Párate y sigue leyendo.

Detente a tomar conciencia o responderte a algunas de las siguientes preguntas. Se honesto contigo mismo.

  • Has jugado en horas de trabajo
  • Tienes la costumbre de jugar cuando te vas a la cama
  • Juegas en el sofá antes de irte a la cama mientras tu pareja se va a dormir
  • Cuando los niños están haciendo los deberes, te distraes jugando un rato.
  • En cuantas ocasiones estas en una comida y de repente algunos se levantan a recoger etc. y tú sacas el móvil.
  • Estas de copas con los amigos y te has puesto a jugar.
  • Llevas al parque a los niños y te distraes con el móvil.
  • En que has modificado tus rutinas o patrón de vida.
  • Has cambiado los horarios de dormir, comer etc.
  • Y si te detienes a pensar en que te quitan el móvil. Que emoción aparece en ti.

Que sería lo más importante de aprender para no caer en el descontrol del tiempo jugando:

  • Gestionar el tiempo. Encontrar un equilibrio entre el deporte, relaciones, lectura, estudio, tecnologías, familia, etc.
  • Valores de trabajo y esfuerzo. Aprender que no hay recompensa sin esfuerzo.
  • Habilidades sociales. Cuando más alejado estas de la sociedad menos oportunidades tienes para mejorar las tan importantes habilidades sociales. Imprescindibles en la vida cotidiana laboral y social.
  • Autocontrol y paciencia. Una de las características es la inmediatez. Se acostumbran a respuestas rápidas. Información constante sin espera.
  • Lo que doy, recibo. Todo aquello que pueda aportar a otro ser humano de una modo u otro trae una aportación de regreso a mí. Mientras que con una maquina no existe ese feedack.

 La mayor preocupación de los videojuegos es el aislamiento que produce. La dedicación al móvil indiscutiblemente te ocupa un tiempo que anteriormente en tu vida dedicabas a otros temas. Quizá a hablar, a leer, a ver la televisión, a cocinar… La primera valoración es ser honesto y tomar conciencia de si ese espacio que has cambiado de utilizar en una cosa para utilizar en otra te reporta las mismas características positivas o lo haces porque existe una dependencia por pequeña que fuera.

Los móviles y sus juegos están muy bien diseñados. El cerebro se carga de estímulos con colores, sonidos, rapidez, percepción, inmediatez…Características que enganchan al ser humano.

Pero deberíamos valorar otras no tan atractivas como la ansiedad, el insomnio ante los estímulos, la dependencia, el encubrimiento de carencias emocionales, además de los problemas físicos como lumbalgias, dolores de espalda, pinzamientos de mano y tendones.

Algunas pistas para poder mejorar:

  • Cronometrar los tiempo de uso de cada área: Por ejemplo estudio, televisión, móvil, etc.
  • Hacer un planing programándote que tiempo vas a utilizar a uso del móvil.
  • Evitar contestar de modo inmediato a los mails, whastapp, etc.

 La nomofobia a veces nos suena como algo muy lejano, pero realmente cada vez existen más personas “enganchadas” al móvil. No es algo de un estatus o clases social o edad concreta. Sino que está en todas las edades y clases económico-sociales.

Para tomar conciencia de tu nivel de uso y o adicción del Smatphone dos expertos trabajando en común diseñaron una aplicación que se llama Faceup y te da a conocer con una especie de test el nivel de dependencia y observar la evolución.

Quizá te pueda ser útil.

Como último dato os diré que los expertos aseguran que el 71% de los usuarios de teléfonos inteligentes de edades comprendidas entre 18 y 45 años, sufren algún tipo de dependencia al teléfono. Y se incrementa al 85% en el caso de los adolescentes.

Con este artículo pretende que cada uno tome conciencia de su situación. Os pido solo un poco de sensatez personal e individual para deteneros a pensar en todo aquello que habéis dejado de hacer, o todas aquellas personas a las que dedicas menos tiempo o esos tiempos en los que prestas menos atención…porque tu móvil está en tu mano y el ansia por pasar de pantalla o ganar más puntos te puede.

No dejes que un móvil marque los tiempo de tu vida.

Espero como siempre, que mis humildes palabras sean una ayudita en vuestras vidas.

Si tenéis dudas me podéis escribir un mail a través de la web

Un abrazo

Sabina Pera

sabina

Leave a Reply

Your email address will not be published.