Tratamiento depresión las rozas

Tratamiento depresión las rozas

Posted by

Vamos a hablar de Tratamiento depresión las rozas, concretamente depresión abarca un concepto muy amplio. En la actualidad utilizamos la palabra en un abanico que va desde el “estoy un poco depre” hasta una depresión profunda por algún hecho o sucedo.

Depresión es un término cada vez en mayor uso, se ha ido normalizando y asumiendo que es una de las enfermedades del Siglo XXI. Tal es así, que 121 millones de personas la sufren en la población mundial. Escalofriante cifra, verdad?

Podríamos hablar de Depresión psicogénica basada principalmente en aspectos de origen psicológico. Aparece como consecuencia de sucesos o experiencias.

Depresión endógena cuyo origen está en un desorden fisiológico. Existen estudios identificando partes del cerebro alteradas en personas que sufren depresión. Además de unos neurotransmisores, sustancias químicas que las células del cerebro utilizan para comunicarse, que parecen no estar en equilibrio.

En general diríamos que la depresión es un estado de ánimo caracterizado por la falta de capacidad para disfrutar, reír, sentirte vivo, motivarte, interesarte por las cosas.

En ocasiones todos nos podemos sentir algo tristes, melancólicos, bajitos de ánimo, pero son sentimientos que desaparecen en poco tiempo. Sin embargo un trastornos depresivo perdura y los síntomas llegan a interrumpir la vida diaria y nuestra rutina. El problema aparece cuando al detectar estos síntomas no se busca tratamiento y ayuda lo que hace que los síntomas sigan perdurando en el tiempo, se acentúan y la situación empeora. Con terapia quizá podría ser fácilmente superable, pero cuanto antes se ataje la situación más fácil resulta. La perduración de síntomas nos van bloqueando y alejando de nuestra propia realidad. A continuación detallamos algunos de ellos.

Síntomas:

  • Disminuye la vitalidad.
  • Mayor cansancio.
  • Dificultad de concentración y atención.
  • Sentimientos de culpa.
  • Trastornos del sueño.
  • Perdida de apetito o comer compulsivamente.
  • Vemos el futuro con pesimismo.
  • Perdemos la autoestima y confianza en nosotros.
  • Irritabilidad, inquietud.
  • Pensamientos negativos o suicidas.
  • Disminución de la actividad social.

El criterio para especificar la gravedad de la depresión dependería principalmente de estos síntomas. A mayor número de síntomas, más grave parecería la depresión. Desde pacientes con un simple riesgo de padecerla hasta aquellos que están inmensos en una depresión profunda.

Se habla y estudia una parte genética aunque generalmente parece que existen desencadenantes que hacen que emerja. Tales como:

  • Estrés crónico.
  • Fallecimiento de un ser querido.
  • Maltrato en la infancia.
  • Consumo de sustancias toxicas.
  • Enfermedades crónicas.
  • Dolor prolongado.
  • Deficiencias nutricionales.
  • Trastornos del sueño.
  • Aislamiento social.

En realidad pareciera que podría ser el resultado de la combinación de los factores genéticos, bioquímicos y psicológicos.

La depresión a menudo se combina con otras enfermedades como la ansiedad, fobia social, trastorno obsesivo compulsivo, estrés postraumático, abusos de sustancias o alcohol…

Afecta a todo tipo de personas y perfiles, edades y contextos, si bien en las mujeres es más común dado que también existen unos factores que en los hombres no, tales como aspectos biológicos, hormonales, psicosociales (menstruación, menopausia, parto, más los avances de las últimas décadas defendiendo su espacio en el mercado laboral, teniendo que demostrar mucho más que los hombres para ser tratadas igual, y en la mayoría de los casos aún hoy en día sin dejar de ocuparse y ser las máximas responsables de la casa y cuidado de los hijos)

Por otro lado, el riesgo e índices de depresión en niños y adolescentes es algo que preocupa ya seriamente. Se puede establecer una depresión a edad temprana y persistir hasta la adultez si no se ha tratado con un profesional adecuado.

De niño se puede detectar con falta de ilusión, no querer ir al colegio, no reírse y jugar, de salir, de aferrarse a uno de los padres, estar negativo, irritable incluso agresivo, cambiar los estados de ánimo…

La adolescencia es un momento de importantes cambios personales, un tiempo en el que definir su identidad y eso puede conllevar depresión por las dificultades y sentimientos entrepuestos, descubrir su sexualidad, sus cambios corporales, un momento para ir tomando decisiones ya importantes, para identificarse con un grupo…

La depresión se trata y se cura.

Por supuesto que la depresión se trata y se cura. Atrás queda el tiempo de infelicidad y pocas ganas de vivir para crear un espacio de satisfacción con uno mismo y con  la vida.

Tras descartar cualquier posibilidad de un tema médico a través de las pruebas que el médico considere oportunas se debe acudir a un terapeuta que te ayude y acompañe en el proceso para salir del “agujero negro” e ir hacia un nuevo estilo de vida.

Descubriremos cuales son las causas que me han llevado a la depresión para tomar conciencia de ellas y así ser consciente si en algún momento de mi vida volvieran a aparecer. Aprender a gestionar las emociones, desarrollar habilidades sociales, avanzar en mis relaciones, evitar los sentimientos de culpa o fracaso que me han acompañado. En definitiva descubrir cómo me siento para poder ir hacia como me quiero sentir. En realidad las personas somos un cúmulo de experiencias, introyectos, mensajes, que han ido cargando mi mochila. Desde las creencias de los padres, los mensajes de los amigos, el colegio, la pareja…a lo largo de la vida son muchas las personas que se cruzan en mi camino y dependerá no solo de los mensajes que me han dado sino de como yo he interpretado y vivido esos mensajes para que me encuentre en la situación actual. Por ello recuerda que no estás solo, a veces es necesario buscar ayuda si con ello logramos descubrir un mundo distinto al que estoy metido.

Desde la terapia de tratamiento depresión las rozas

te ayuda con:

  • Tomar conciencia de la realidad
  • Sentir que me ocurre
  • Plantearse objetivos y metas
  • Elaborar un plan de acción
  • Buscar apoyos necesarios
  • Hacer ejercicio físico moderado
  • Establecer una escala de prioridades
  • Alimentación sana y variada
  • Aplazar las decisiones importes
  • Trabajar técnicas de pensamiento positivo
  • Enseñar técnicas de relajación, visualización creativa, mindfulness, meditación.

Con todo ello, con tu voluntad y la experiencia de buen profesional tu vida cambia seguro.

Suerte¡¡

sabina

Leave a Reply

Your email address will not be published.